Negro sobre blanco- Entrevista con Lee Daniels

Belleza verdadera

El director y productor Lee Daniels

De repente la risotada de Lee Daniels rompe el monótono tintineo de la lluvia que cae en San Sebastián. Y todo porque a la redactora se le ocurrió entonar el famoso “It’s raining man, hallelujah”, a modo de saludo. Daniels no oculta el divino cansancio que viene arrastrando desde que su película Precious fuera premiada y alabada en el Festival de Sundance. Tiene ojeras de contento y la dulzura del éxito —obtenido y por obtener— lo mantiene en un eufórico estado de felicidad.

No es para menos. El filme que cuenta la historia de Claireece “Precious” Jones (Gabourey Sidibe) no es lo que se diga cinematografía de palomitas de maíz y de entretenimiento. Precious es obesa y analfabeta, y espera otro hijo de su padre. Maltratada física y sicológicamente por su madre (Mo’Nique), y expulsada de la escuela a causa de su embarazo, es enviada a una institución para casos extremos. Gracias a la señorita Rain (Paula Patton), su maestra, y al apoyo de sus compañeras —tan en dificultades como ella—, la adolescente empieza a darse cuenta de que tiene la posibilidad de salir adelante en su vida.

Apenas proyectado, el filme ya se enfrentaba a un pleito legal a causa del nombre. Originalmente titulada Push (1996), como el libro de Sapphire (Ramona Lofton, poetisa y escritora neoyorkina) en el que está basada, tuvo que mutar a Precious. Daniels es el primer sorprendido por la resonancia que ha tenido su segunda película.

Iniciado en el mundo del cine como productor (Monster’s Ball, Shadowboxer), estaba completamente convencido de que el destino de Precious —ambientada en Harlem en los años 80— sería los polvorientos estantes de DVDs, “y a decir verdad —se explaya—, hice esta película más que todo para los afroamericanos… Pero el que haya tocado también a la América blanca, y que esté en camino de llegarle a un amplio público, muestra claramente su universalidad, porque todos tenemos una parte de Precious. Siempre queremos ser una mejor persona. El mensaje de la película es que todos somos hermosos por dentro y que lo que queremos está dentro de ti mismo”.

Viéndolo desde otro ángulo, no se puede obviar que el presente de Estados Unidos, orientado por la obamamanía, haya contribuido a darle el empujoncito necesario para que esta pequeña-gran película no pasara desapercibida; sin ese marco socio-político, hasta el mismo Lee Daniels admite: “no creo que hubiera sido aceptada…”

La actriz Gabourey "Gaby" Sidibe como Precious

(Lee la entrevista completa en ENTERTAINMENT por SuperCable de marzo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s