Entrevista con Emmanuelle Seigner

La vida puede cambiar en cuestión de segundos

Actriz y cantante, muy rara vez vuelve a su primera profesión, la de modelo. A la esposa de Roman Polanski, mamá de Morgane y Elvis, le tiene sin cuidado ser políticamente correcta. Con un dejo de nostalgia recuerda los “dulces tiempos”, y aún se asombra de cómo, por el tan sólo hecho de ser bonita, pudo ganar más dinero que sus padres y abuelos
Emmanuelle Seigner en el Festival de Venezia 2012 (Janina Pérez Arias)

Emmanuelle Seigner en el Festival de Venezia 2012 (Janina Pérez Arias)

Con los años Emmanuelle Seigner (París, 1966) ha encontrado sosiego. De modelo, pasó a convertirse en codiciada actriz, luego le sumaría lo de ser cantante; de deseada soltera, se convirtió en la esposa del realizador Roman Polanski; de it girl, se transformó en madre. Pero no nos equivoquemos, “yo no soy la típica esposa y ama de casa”, aclara entre risas haciendo inevitable que de sus ojos felinos salten chispas de picardía.

Sabe que tiene fama de temperamental, sin embargo despliega un afilado humor. Maneja a la perfección el poder de la sonrisa, no le teme a las curvas peligrosas de la ironía, y sencillamente dice lo que quiere. El encanto y magnetismo de Emmanuelle radican en su autenticidad, en su declarada repulsión a ser políticamente correcta.“Es que mis opiniones y gustos nunca lo han sido”, trata de explicar, y recuerda cuando expresó su simpatía hacia Nicolas Sarkozy, echándose encima a muchos colegas y compatriotas.

¿Que si fue políticamente incorrecto casarse con Polanski? Emmanuelle resopla, y al borde de las carcajadas dice: “Es un gran director, pero no voy a hablar de eso”.

¿Fue significativo haber tenido tu debut en el cine con Jean-Luc Godard?

No fue una experiencia placentera. Ni él fue amable conmigo, ni yo con él… (Se sonríe) No logramos entablar una buena relación; creo que yo era muy salvaje para Godard, y él está muy acostumbrado a trabajar con mujeres que le adoran, pero yo no soy así.

Siendo esposa de Roman Polanski, ¿dificulta que te propongan roles?

Sí. Por una parte te abre muchas puertas, los medios muestran más interés en mí, pero por otro lado, algunos directores le temen a ese hecho (risas) Pero son los directores mayores, no los jóvenes, los que muestran miedo y nunca me contratan, pero esos ya están tan viejos que se están muriendo (se sonríe) Hace 20 años fue muy difícil, pero ahora muchos directores jóvenes quieren trabajar conmigo.

(Lee la entrevista completa en Sala de Espera Venezuela)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s