Llegandito

Paseando por La Croissete

Finalmente estoy en Cannes. Después de haberme pasado años diciéndole que no, que porque es muy caro, que porque es difícil el trabajo para una periodista freelance, que porque está atravesado en cuanto a la época del año… Total que en vista de mi colección de excusas, mis colegas asiduos a lo que es el festival de cine más importante de Europa, ya me tomaban a broma y armaron un complot para convencerme. Lo lograron.

Esperando el autobus en el aeropuerto de Nizza

Hasta la nube de cenizas volcánica que acecha al viejo continente, permitió que mi experiencia en Cannes comenzara sin ningún contratiempo, y ya en el aeropuerto de Nizza, Helen Mirren y consorte pasarían a mi lado perseguidos por una lluvia de flashes. La cosa promete, me dije, y no me importó esperar hora y media por el bus a Cannes y caerme a codazos con colegas de otras latitudes para abordarlo.

No más llegar noté que este festival tiene aspectos diferentes a los demás. Empezando por la ciudad donde se hace, cuyas dimensiones y look no son precisamente las de una metrópolis como Berlín, aunque similar a Lido de Venecia y cercana a mi querida San Sebastián. Lugares que viven de cara al mar.

La larga playa “festivalera”

Sin embargo, son más bien los pequeños detalles que hacen diferente a este festival. Al recoger la acreditación, el abretesesamo a conferencias de prensa, proyecciones y territorio reservado a la prensa, una pequeña tropa de hombres y mujeres en trajes beige mirándote directamente a los ojos y con una sonrisa colgate reciben con un bon jour, con largas y cantarinas vocales.

Imagino que habrán aplicado la más básica sicología para esto ( oh, amabilidad), como preámbulo para abrir el bolso y dejarte pasar un detector de metales por el cuerpo. Un merci  corona el procedimiento de los chicos de beige, y de repente te das cuenta que durante todo el tiempo has estado con una sonrisa en la cara, y con una actitud de sí hagan lo que quieran siempre y cuando sean amables y no me sienta transparente. Qué cosa, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s