De paso por el aeropuerto de Dubai

En una tienda de recuerdos

Hasta que no se ve, pues no se cree. Llegar al aeropuerto de Dubai es como encontrarse en un mundo paralelo que coquetea con una dimensión desconocida, y que muy bien podría ser tema de un antiguo programa de radio venezolano llamado Nuestro Insólito Universo.

Son casi las dos de la mañana y absolutamente todas las tiendas, restaurantes y tenderetes están abiertos. Como cualquier aeropuerto internacional, se escucha un babel de idiomas, y los temas de conversación se delatan cuando saltan palabras como Ipad.

En ese bombástico derroche de modernidad, contrastan las vestimentas tradicionales de los pasajeros de países árabes y de Asia; gente de paso que, como yo, no duda en fotografiar esas especies de oasis con pequeñas cascadas artificiales pero con plantas de un sospecho verde que de tan intenso se duda de su autenticidad.

Otra cosa que llama la atención es que en este aeropuerto nadie se siente fuera de lugar, ni puede extrañar sabores de su cotidianeidad, porque es el mejor ejemplo de la globalización, donde el Starbucks ni el McDonalds podían faltar. No me extrañaría que de vuelta ya esté instalada una arepera.

Anuncios

Un pensamiento en “De paso por el aeropuerto de Dubai

  1. Carola

    pequeña pata caliente, eres mi ìdola, si se puede feminizar esa palabra. Te debo una historia buenísima de una periodista mexicana q conocí y q rediseñó un periódico en Dubai,razón por la cual, vivió un año como una princesa. Y tu, cómo estás?? besos amiga

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s